Maldito Karma. David Safier.





¿Desternillante? No, afortunadamente. Pero con todo el humor que, personalmente, puedo desear en un libro. El personaje central no es una “mala persona”. Pero, digámoslo así, deja mucho que desear. Le dedica más tiempo a su carrera que a su matrimonio y a su hija, pone zancadillas a sus competidores profesionales de vez en cuando, engaña a su marido (ocasionalmente, nada importante). 


Hasta que muere en un grotesco accidente y reencarna convertida en hormiga. A partir de ahí, con alguna dirección de un Buda multiforme pero siempre obeso, pasa por una serie de reencarnaciones, acumulando karma positivo, para volver a reunirse con su familia. Todo ello aderezado con algunas pinceladas sociológicas y una que otra reflexión ética realmente interesantes. Procuraré recordar el nombre del autor, porque volveré a leerlo cuando pueda.