Callejón sin salida. Charles Dickens Wilkie Collins

Esta novela ha sido escrita por dos "colosos oficiales". Ni más ni menos que Charles Dickens y Wilkie Collins han aunado esfuerzos para ofrecernos esta novela ambientada a principios del siglo XIX. 
A Dickens, seguro que lo conoces ("Oliver Twist", "David Cooperfield", "Historia de dos ciudades"...). Él aporta, según los críticos, su habilidad para el retrato sicológico.
A Collins, menos famoso, probablemente lo recuerdes por ser autor de la primera novela policiaca británica: la famosa "Piedra Lunar". Y  de la famosa "Mujer de Blanco" y "Armadale"... El aporta a este novela a cuatro manos "su inteligente concepción del argumento novelístico". 
Así, como cabía esperar,
la novela es interesante, los personajes están bien construidos, la trama es fascinante pero... resulta particularmente sorprendente lo ajena a nuestros días que resulta toda la historia. Soy muy aficionado a la Ciencia Ficción, pero pocas historias ambientadas en otro milenio o en otra galaxia me han parecido más "marcianas" que ésta, que transcurre entre Inglaterra y Suiza a principios del siglo pasado. Estamos en plena época victoriana, claro. Las preocupaciones de los personajes, sus razonamientos "lógicos", sus consideraciones éticas, sus convenciones sociales y hasta su forma de hablar, claro, son tan radicalmente distintas a las nuestras que a veces resulta sorprendente que hayan pasado poco menos de dos siglos. 
A todos los cambios intelectuales, éticos, etc., tenemos que añadir la transformación económica de Europa en general y la de confederación helvética en particular. Uno de los personajes, George Vendale, viaja por una Suiza absolutamente desconocida para nosotros. Muy pobre, frecuentemente mísera, con enormes dificultades de comunicación entre sus ciudades. Vendale hace el viaje en medio del más crudo  invierno (lo que implica semanas para ir de una ciudad a otra, en carruaje o incluso a pie), todo para resolver un caso de estafa que pone en peligro su compromiso de duplicar su capital en un año, exigido por el tutor de Margarita, su novia, para concederle su mano). Con la dificultad añadida de que dicho tutor, que viaja con él, resulta ser el responsable de la estafa en cuestión e intenta asesinarlo para evitar ser descubierto.
Cabe señalar que Vendale y su novia Margarita nunca han estado a solas. Jamás.
Te recomiendo esta novela. Pasarás un buen rato y comprenderás mejor lo rápidamente que estamos evolucionando.