El coronel Sun. Robert Markham

El éxito literario y cinematográfico que constituye James Bond, el agente 007, ha sido de tal magnitud que un montón de autores han seguido la ya de por sí copiosa obra de Ian Fleming.
El primero de ellos, solo cronológicamente hablando, es Kingsley Amis quien, bajo el seudónimo de Robert Markham, publicó en 1968 este "Coronel Sun".
¿La trama? El aspirante a mega-villano Coronel Sun Liang-Tan pretende aniquilar a todos los asistentes a una reunión cumbre organizada por los rusos y culpar de ello al servicio secreto británico.
Para ello, llegan a secuestrar el propio director de ese servicio, al legendario "M". Pero no cuentan con James Bond, claro. Este, con cierta ayuda de la evidentemente despampanante Ariadne Alexandrou y la de algunos pescadores griegos, destruye todos los planes de los chinos.
Es una mala novela, aún para aquellos que disfrutamos con las aventuras del famoso doble cero.