Pastoral americana. Philip Roth.


Inmediatamente después de anunciar su retirada del mundo de las letras... corrijo, Philip Roth ya no puede retirarse de un mundo donde se ha labrado un situal de honor a punta de novelas extraordinarias. Después de anunciar su retirada del ejercicio activo de la escritura, me veo obligado a hacer una reseña de una de sus obras más significativas: "Pastoral Americana".
No estoy seguro de en cuántos canones literarios figure esta obra, pero está en el mío y estoy seguro de que puede y debe ser considerada todo un clásico.
Como toda gran novela (no me refiero a muchas buenas novelas: sólo a las realmente grandes), "Pastoral Americana" contiene no una, sino media docena de novelas en sus páginas. 

Porque “Pastoral americana” es la historia de América y la de los cambios de su sociedad desde los años cuarenta hasta comienzos de este milenio, Hasta "nuestros días". 
Pero también es una historia de sucesivas brechas generacionales. 
Y la de la crisis que representó la guerra de Vietnam para la sociedad americana. 
Y la historia de la comunidad judía y su profunda imbricación en la sociedad norteamericana. Cabe señalar que hoy Philip Roth no duda en calificarse como más americano que judío. 
Y la historia, puntual, de un hombre nacido para ser un héroe, honrado, atlético, trabajador, buena gente, con todas las garantías de éxito posible... y la absoluta imprevisibilidad de la desgracia. 
Pastoral Americana" fue escrita en 1997 y ganó el Premio Pulitzer y la National Medal of Arts. Es la primera parte de la "Trilogía estadounidense", que continúa con "Me casé con un comunista" y cierra con "La mancha humana". A leer.