Philip Roth nos amenaza con retirarse.

Philip Roth, probablemente el mayor de los escritores estadounidenses contemporáneos (junto a Thomas Pynchon, añadiría yo), ha anunciado su retirada. Eterno candidato al Nobel, laureado con el Pulitzer en 1997, recientemente galardonado con el Príncipe de Asturias de las Letras (que no pudo recoger, porque se estaba recuperando de una intervención quirúrgica) y uno de los pocos escritores vivos cuya obra ha pasado a formar parte de la "Library of América, después del éxito de "Némesis", a sus 79 años y 31 novelas publicadas, ha decidido que es suficiente. 

El anuncio, hecho por el autor a la "revista francesa "Les Inrockuptibles", ha sido confirmado por Lori Glazer, vicepresidenta de la editorial Hougton Mifflin. 
Confieso no haber leido todas las obras de Roth. Sólo la "El lamento de Portnoy" y "Pastoral Americana". Pero ha sido más que suficiente para constatar la altísima calidad literaria de Roth y me ha hecho jurarme que me leeré el resto de su obra. O lo que pueda de ella. 
Roth, nacido en 1933 en el seno de una familia de origen judío emigrada de Ucrania, publicó su primera novela, "Adiós, Columbes" en 1959. A partir de ahí, abandonó la docencia universitaria y se recluyó en Connectitud dedicado, mayormente, a retratar la vida de los judios norteamericanos y analizar la profunda imbricación de los mismos en el tejido de la sociedad estadounidense. Sus personajes son siempre fascinantes. Con una profunda vida interior, eminentemente pluridimensionales, son inteligentes, sensibles, sensuales... Lo único de lo que carecen, generalmente, es de esperanza. "No quiero que la tengan", señaló explícitamente el autor en una entrevista. 
Roth confiesa que, siendo judío, le habría encantado ser sacerdote. Sólo para escuchar secretos de confesión. Y cabría añadir un tema recurrente en sus últimas novelas: el del hombre de cierta edad que, habiendo sido más o menos exitoso profesionalmente, termina por decepcionarse de la vida... hasta que se topa con el amor, la pasión o el deseo por una mujer. ¿Me equivoco o es la historia de un ave Fénix".
El gran autor, liberal, demócrata, afirma que se le acaba el tiempo. Que ya solo relee sus novelas favoritas. Y sus propios libros, claro. “Quería saber si había perdido el tiempo escribiendo”, explica en una entrevista. “La verdad”, reconoce, “es que creo que he sido exitoso”. Y añade, citando al boxeador Joe Louis: “hizo su trabajo lo mejor que pudo con lo que tuvo”. “Eso es exactamente lo que diría de mi trabajo”.
No quiero terminar esta nota sin expresar mi profundo deseo de que la Fundación Nobel no cometa con Roth el mismo error que ha cometido con Tolstoi, Borges, Tolkien, Joyce, Kafka, Nabokov, Zola, Proust, Mark Twain, Ibsen, Cortázar o Carlos Fuentes.  
¡Denle el Nobel a Roth!

Bibliografía:
  • Némesis (2011)
  • La humillación (2010)
  • El juicio de la historia: Escritos 1920-1939 (2009)
  • Engaño (2009)
  • Indignación (2009)
  • Lecturas de mí mismo (2008)
  • Nuestra pandilla (2008)
  • Los hechos (2008)
  • Sale el espectro (2007)
  • El profesor del deseo (2007)
  • Deudas y dolores (2007)
  • Elegía (2006)
  • La conjura contra América (2005)
  • Patrimonio. Una historia verdadera (2003)
  • El oficio: Un escritor, sus colegas y sus obras (2003)
  • El animal moribundo (2002)
  • La mancha humana (2000)
  • Me casé con un comunista (1998)
  • Pastoral americana (1997)
  • El teatro de Sabbath (1997)
  • Operación Shylock (1996)
  • Decepción (1990)
  • La contravida (1987)
  • La lección de anatomía (1983)
  • Zuckerman (1981)
  • Zuckerman encadenado (1981)
  • El escritor fantasma (1979)
  • Mi vida como hombre (1975)
  • La gran novela americana (1974)
  • El pecho (1972)
  • El lamento de Portnoy (1969)
  • Cuando ella era buena (1967)
  • Huida (1962)
  • Goodbye, Columbus (1960)